Nuestros Mayores son muy importantes.

La importancia que tienes nuestros mayores en nuestra sociedad es más grande de la que podemos imaginar si nos paramos a pensar y cada uno de nosotros hiciera conciencia de lo importantes que son es probable que las cosas cambiasen. 

El envejecimiento es ese proceso natural de que ninguno nos libramos y es necesario poner en valor día tras día, esa necesidad de contar con la experiencia y vivencias de nuestros mayores. 

La vida de las personas mayores se vuelve más pasiva, y el envejecimiento tiene la tendencia a ocasionar problemas en el entorno. Uno de los principales la soledad por parte de ellos y el poco tiempo de cubrir esas necesidades por parte de una sociedad que se mueve bajo los estándares del poco tiempo del que disponemos para conciliar familia trabajo, hijos y mayores. 

No somos conscientes de la necesidad de cariño, respeto y atención que merecen las personas mayores, ya que no podemos ponernos en su lugar. 

Muchos son los que al llegar a cierta edad no pueden valerse por sí mismos, y en el entorno no encontramos la manera ni forma de atender las necesidades más básicas.

¿Por qué?  

 En estas edades se regresa a un periodo de dependencia que modifica la situación familiar y muchas de las veces no estamos preparados para ello. 

Necesitamos reflexionar sobre la forma de cuidar de nuestros mayores. 

Si el mayor puede permanecer en su propio domicilio no se debe dejar de lado su supervisión, pero si el mayor no puede estar atendido se debe de barajar la posibilidad de utilizar un centro de mayores para que disfruten de un entrono con actividades diarias, así como el cuidado necesario. 

En caso de que presente dependencia o deterioro físico o psicológico, acudir a una residencia para mayores donde encontrar los cuidados y atención que merecen.  

De todo esto en nuestra residencia Padre Damián sabemos mucho, porque ellos nos trasmiten diariamente gratitud, que expresan por nuestra labor diaria, su alegría, su vitalidad, sus enseñanzas y sus experiencias, su amor y cariño es lo que nos convierte en privilegiados al compartir con ellos nuestro día a día. 

La importancia que tienes nuestros mayores en nuestra sociedad es más grande de la que podemos imaginar